Entrevista de trabajo.... el candidato ideal

En una entrevista de trabajo, son muchos los factores que influyen a la hora de convertirnos en la candidata ideal o no pero, sin duda alguna, nuestra apariencia puede ser la mejor carta de presentación ó, por el contrario, echarlo todo a perder. Asi que, como en muchas ocasiones, la primera impresión es la que cuenta ¿Qué os parecen unas cuantas recomendaciones?

Sobriedad: es importante. No obstante, no es conveniente pasarse porque podríamos resultar demasiado anodinas y, precisamente, el objetivo que perseguimos es que se fijen en nosotras y no el de pasar completamente desapercibidas. No se trata de arreglarse como si acudiéramos a una fiesta ni tampoco de vestirnos como cualquier otro día.


Colores: la tendencia es no hacer uso de colores demasiado llamativos, aunque es conveniente evitar el negro por dar quizás una imágen de excesiva seriedad e, incluso, autoritaria. Colores como el azul marino o el gris nos ayudarán a conseguir el efecto que perseguimos.


Decantarnos por tonalidades más claras nos hará proyectar transparencia, serenidad, relajación y positivismo (cualidades que, sin duda, nos interesa resaltar ante un entrevistador).


Complementos: zapatos de medio tacón en un material noble (como por ejemplo, la piel) y bolsos tipo "Tote" para transmitir una imágen lo más profesional posible. En cuanto a pulseras, anillos, pendientes, colgantes... no conviene abusar.

Prohibidos: escotes excesivamente pronunciados, transparencias, estampados demasiado llamativos, prendas muy cortas (minifaldas, shorts...) o demasiado informales (chanclas, tank tops...).


Atendiendo al tipo de empresa:


- Si la empresa es moderna y vanguardista - publicidad, marketing, relaciones públicas, moda, etc...- apostamos por combinaciones de pantalones tipo traje (se admiten baggies) o jeans con chaquetas de tweed, blazers de colores algo más atrevidos, camisetas originales... También incluimos la opción del vestido pero trataremos de no caer en la estridencia. Los bolsos/zapatos pueden ser llamativos si los combinamos adecuadamente con el resto de nuestro look.


Si por el contrario se trata de una empresa tradicional y clásica -Un banco, una oficina, un despacho de abogados etc... el traje de chaqueta es, sin duda, nuestro principal comodín. Indistintamente, podemos hacer uso del pantalón o la falda (en el caso de ésta última respetando siempre el largo por la rodilla). Lo combinaremos con blusas o camisas de colores neutros, zapatos y bolsos discretos. En cuanto a los complementos, elegiremos aquellos que sean elegantes y sencillos aportándonos un toque de distinción.


El 2011 puede ser el año en el que encontremos esa organización que encaje perfectamente con nuestro caracter, filosofía y forma de trabajar. Que se note desde que nos abran la puerta ¿No os parece?

Imágenes: Loveledzeppeling, Trendencias

3 comentarios:

  1. Un post muy interesante y de gran ayuda. Me ha gustado.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Genial,a veces no sabemos elegir los atuendos correctos cuando vamos a entrevistas de trabajo,Ha sido de gran ayuda.
    Beso

    ResponderEliminar
  3. chuli chuli conseguiremos lo propuesto en la entrevista

    ResponderEliminar

Sin tu comentario esto no sería lo mismo..... Gracias!!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...